L  M  M  J  V  S  D
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

RUTAS NATURALES

Naturaleza y Ribera del Embalse

El entorno de San Román es ideal para realizar trekking o senderismo, disfrutar de una jornada de bicicleta de montaña, pasear a caballo por sus bellos parajes, visualizar al águila imperial y realizar actividades náuticas.

A San Román de los Montes le pertenece mas de la mitad del pantano de Cazalegas. Fue declarado Refugio de Fauna en el año 1996, por ser lugar de campeo de muchas aves, como águila ratonera, garza real, aguilucho lagunero, avoceta, charrancito, cigüeñuela, anade real y abubilla. Algunos mamíferos, como el jabalí, acuden a las orillas del pantano para refrescarse. Aparecen también ardillas, comadrejas, conejos, erizos, jinetas, liebres, topillos, musarañas, zorros y hurones.

En la margen derecha del pantano se encuentra Serranillos Playa, urbanización perteneciente a nuestro Municipio, donde se pueden realizar preciosas fotos de atardeceres y de la numerosa avifauna que puebla el embalse y sus alrededores.

Las aguas del embalse  rebosan vida, gran variedad de especies piscícolas viven en este hábitat, como el barbo común, boga, carpa, perca sol, Black-Bass y pez gato.
En cuanto a vegetación, en esta zona reinan las encinas. La existencia de setas de cardo de álamo, de chopo y pezón azul, al igual que los champiñones, hacen que este lugar despierte un gran interés mitológico.


Según nos acercamos a la orilla, descubriremos una sucesión natural de especies, donde se cede protagonismo a las especies que necesitan mucha humedad, como la espadaña, el chopo y el sauce llorón, donde los animales encuentran refugio.

 

Serranillos playa


 

Senderismo, ruta de San Román a Marrupe
Recorrido circular que parte de San Román y pasa por Marrupe, llegando hasta la falda de la Sierra Bermeja.
El primer tramo recorre el Arroyo del Valle, encajonado en un profundo valle que presenta un microclima especial.
La ruta atraviesa solitarios y espectaculares bosques de encinas y enebros, con árboles cubiertos de líquenes que les da un aspecto tenebroso a la par que bello.